¿Qué es el Bumping?

El bumping o llave bumping, es una técnica creada en 1970 por los cerrajeros para desbloquear los cilindros de las cerraduras, la cual consiste en presionar la llave maestra o la propia llave de la cerradura con un objeto para que el mecanismo de un salto y pueda abrir sin dañar la cerradura ni la puerta. Esta técnica, es también conocida como la apertura de golpes, viene siendo, entonces, el arte de abrir una cerradura con una llave especial denominada llave de percusión, este mecanismo puede asegurarte que abrirás la puerta en menos de 25 segundos.

Lamentablemente esta técnica se popularizó entre los delincuentes para así entrometerse en las casas en las épocas donde las residencias quedan vacías, por ejemplo, las temporadas de vacaciones; así como el avance tecnológico, los delincuentes también lo hacen y actualmente utilizan una llave especialmente diseñada para ni siquiera generar ruido, y se llama Llave de golpe, 999 o llave rap, el uso de este mecanismo puede asegurar la apertura de cientos de tipos de cerraduras y sin dañar ni hacer ruido.

Uno de los problemas que tienen los inquilinos al sufrir de alguno caso de bumping es que no se puede probar que hayan forzado la cerradura debido a que no deja ningún tipo de rastro, por ende, las aseguradoras no se hacen cargo de estos casos debido a que es muy riesgoso, no es fácil comprobarlo, por eso, el bumping es tan peligroso y puede costarte miles de euros reponer todo lo perdido.

Este método de robo funciona en casi todas las cerraduras, es decir, que si la cerradura de tu casa o departamento es vieja, lo más probable es que este mecanismos sea tu peor pesadilla, por eso, se reconoció en el periodo 2002-2003, por lo menos en España como un problema de seguridad civil, otro factor que ha ayudado a incrementar este método de robo es que en internet se consiguen tutoriales de cómo hacer bumping, tal vez no los suben con mala intención pero, ya es conocimiento para muchos este método.

¿Cómo evitar el bumping?

Anteriormente se explicó cómo es el funcionamiento del bumping y en vista que es un mecanismo para abrir las cerraduras sin forzarlas –aunque muchos de los bombillos que son de seguridad–, lamentablemente pueden abrirse mediante esta técnica. Para ello, lo mejor que puedes hacer para incrementar la seguridad de tu hogar y evitar estas circunstancias es seguir estos pasos para hacerle la vida más difícil a los Cacos.

En el mercado existen millones de cerraduras anti-bumping y anti-extracción, para estar un poco más a salvo de los ladrones pero es necesario también tomar iniciativa con los vecinos para estar atentos ante cualquier sospecha de robo, las recomendaciones presentadas serán de gran ayuda para tu hogar, son de acciones inmediatas para tu hogar.

Lo primero, es optar por las cerraduras especiales anti-bumping y anti-extraccion, de esta forma, hacer más difícil el forcejeo del cerrojo, así, los ladrones tendrán pocas opciones: si son muy adiestrados en este tipo de robo, utilizaran otros métodos que les tome tiempo o simplemente se irán y buscarán otra presa fácil; es recomendable hacer el cambio sin hacer mucho ruido ni alarde, lo mejor es dejarlo a la sorpresa.

Segundo, un nuevo método es el uso de escudos acorazados, es esencial debido a que sería la primera barrera con la que se encontrarían los ladrones, además que el espesor de los escudos es de alrededor de un centímetro y en la mayoría de los casos frustra el atraco; lo mejor es siempre tomar previsiones ante el peligro y optar por mecanismo más seguros para nuestro hogar.